La necesidad de una banca ética

Blog
José Luis Ibáñez
noviembre 18, 2014
3
La banca ética ha de jugar un importante papel a la hora de transformar la sociedad

¿De dónde vienen los productos que consumimos? ¿Qué contienen los alimentos que compramos? ¿Cuál es el impacto que generan las empresas que los producen en nuestra sociedad? Parecen preguntas sencillas y, sin embargo, sabemos muy poco de los productos que componen nuestra cesta de la compra. A pesar del creciente interés, las etiquetas de los alimentos que adquirimos suelen ser aún ininteligibles para el consumidor medio y resulta virtualmente imposible saber de dónde vienen las materias primas con las que fueron elaborados. La opacidad sirve a menudo para ocultar las deficiencias nutritivas de los alimentos, la toxicidad de los detergentes y cosméticos o el despilfarro que suponen los embalajes.

De la misma forma que podemos preguntarnos todo lo anterior y ser conscientes de la dificultad de tener una respuesta, nos podríamos plantear: ¿Dónde se invierte nuestro dinero? E igualmente comprobar que en este caso, no tendríamos respuesta ni siquiera dirigiéndonos a nuestra oficina bancaria a solicitarla. A partir de ahí tendríamos que cuestionarnos el tipo de desarrollo que estamos promoviendo con nuestro dinero y a costa de qué es la máxima rentabilidad que pedimos por él.

Imagen1Si ya tenemos conciencia del deterioro existente reflejado en la desigualdad social, la tendencia al uso ilimitado de los recursos ambientales y la primacía de una economía especulativa separada de la real, y además, nuestra apuesta es por un desarrollo sostenible, ¿debemos ceder la responsabilidad de qué hacer con nuestro dinero sin querer saber más? ¿Es posible querer sólo la máxima rentabilidad económica? ¿No lleva esta única opción inevitablemente a estos desequilibrios?

Todo esto nos requiere consciencia y actuación en el plano económico y nos supone tener que valorar la rentabilidad económica frente a la rentabilidad social y en el entorno. Como consecuencia de esto, el qué hacer con nuestro dinero es una decisión y una responsabilidad que nos implica. El verdadero compromiso no se demuestra en la donación, sino en el dinero con el que se cuenta.

La banca ética es la canalizadora de esta concienciación y lo hace desde:

  • Un modelo de transparencia, es decir, mostrando los proyectos y entidades que se financian. Este tipo de entidades suelen ser entidades del tercer sector – fundaciones y ONGs -, empresas de la economía social y solidaria como cooperativas o sencillamente empresas sociales o empresas que, por ejemplo, dan respuestas a las preguntas planteadas al inicio sobre las productoras de alimentos.
  • Un planteamiento que prima la economía real manteniéndose al margen de la economía especulativa y los mercados secundarios, la rentabilidad social y la sostenibilidad. Esto se traduce en el apoyo financiero a determinados sectores de actividad como son los relacionados con el comercio justo, el bienestar social, la eficiencia energética y las energías renovables, el cuidado del medioambiente, agricultura de proximidad y agricultura ecológica, la cooperación internacional y la animación socio cultural.

Las tres entidades más conocidas en la actualidad en este ámbito de las finanzas éticas son:índice

  • Triodos Bank: Se trata de un banco que nace en 1980 en los Países Bajos tras el éxito de la Fundación Triodos fundada en 1968. La misión principal de Triodos es financiar a empresas y proyectos que aporten un valor añadido en el campo social, medioambiental y cultural.
  • Fiare Banca Ética: Es una cooperativa de crédito que nace de la unión de dos proyectos basados en las finanzas éticas: Banca Popolare Etica (un banco cooperativo que trabaja en Italia desde 1999) y Fiare (que operaba como agente suyo desde 2005). Sus características básicas son la ausencia de lucro y la democracia cooperativa. Tiene dos elementos claramente distintivos: Llevar a cabo una evaluación social además de la económica y la amplia y potente participación de las personas socias dentro de una original estructura organizativa.
  • Coop 57: Se trata de una cooperativa de servicios destinados a ofrecer crédito a proyectos de economía social. Nació en 1987 en Cataluña y se expandió posteriormente a Andalucía, Aragón, Galicia y Madrid Galicia . Su misión principal es fomentar la ocupación, el cooperativismo, el asociacionismo, la sostenibilidad con base en unos principios éticos y a la solidaridad en general.
,
3 responses
  1. Para quien aún no lo haya visto: “Finanzas éticas” de Documentos TV
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-finanzas-eticas/1629722/

    y web de “Banca Armada” vinculada a SETEM, que visibiliza las relaciones entre el sistema financiero español y las empresas de armamento:
    http://www.bancaarmada.org/index.php/es/alternativas-la-banca-etica

  2. Gracias, Germán.

    Efectivamente, emitieron este documental en televisión y habla precisamente de los tres ejemplos citados. No obstante, en el caso de Fiare, dado que el reportaje es de hace casi dos años, se han producido cambios significativos como es el hecho de disponer ya de una oficina operando en Bilbao.En cualquier caso es un documental interesante para situarse con respecto a la banca ética.

  3. Informar también que durante este año se ha creado una “Mesa de las Finanzas Éticas” en el que participan además de FIARE y COOP57, Oikocredit y CAES. Oikocredit financia proyectos de países en desarrollo y CAES (Cooperación para el Aseguramiento Ético y Solidario). Esta plataforma se ha integrado en REAS, la red de redes de la Economía Solidaria.

Deja una respuesta

Debes acceder a tu cuenta para comentar.