Proyecto finalista Casa de la Semilla

Blog
German
febrero 4, 2015
1
Para conocer un poco mejor a los finalistas del concurso Ideas por la Economía Social, les hicimos unas preguntas sobre ellos. Aquí tenemos las respuestas de Alicia, creadora del proyecto “Casa de la semilla”


Proyecto: Casa de la semilla

Venta de semillas de hortícolas recolectadas en Canarias, y a modo de aseguradora, su precio dependerá del éxito de la cosecha del agricultor, siendo gratuitas en caso de pérdida absoluta de producción por clima-plaga. Se permitirá el pago con semillas de una especie o variedad no incluida en el catálogo, de modo que los agricultores más exitosos compensarán el gasto de los que hayan tenido pérdidas, el cómputo final será positivo.

Su ubicación será Canarias un punto caliente de biodiversidad natural-agrícola-cultural por su carácter insular, su clima y su conexión histórica con América Latina.

La inversión prevista es de 6000€ (cabina de flujo laminar-caseta-material de siembra-medio de cultivo-material vegetal inicial)

 

foto-ALICIA-CASA-SEMILLAS

¿A qué te dedicas? Cuéntanos tu profesión y/o aficiones que nos de pistas del sector al que perteneces

Soy bióloga por la Universidad de La Laguna (Tenerife, Islas Canarias) y en la actualidad estoy estudiando un máster en la Universidad Complutense de Madrid de Biología Vegetal Aplicada. Está claro que lo mío son las plantas, aunque tengo especial interés por la Ecología en general, incluida la Zoología y la Microbiología. Realmente empecé a estudiar el máster con el objetivo de seguir una carrera investigadora, aunque la falta de financiación me ha hecho pensar que emprender es una buena forma de facilitar la transferencia de conocimientos entre ambos sectores. Además, ambas actividades no son totalmente incompatibles.

¿Tienes alguna relación con la economía social?

Siempre he pensado que la economía eco-social es la única forma de hacer verdadera economía. En Canarias conozco asociaciones y voluntariados que luchan por una causa social y/o ecológica, aunque siempre con dependencia de donaciones voluntarias de socios o simpatizantes. Aunque tengo muy claro que una empresa puede ser totalmente viable y a su vez respetar los principios sociales o ecológicos (como no se puede concebir de otra manera), la verdad es que no conozco personalmente a ninguna, que yo recuerde.

¿Cómo conociste el concurso?

Una profesora del máster publicó en un grupo que tenemos en Facebook el enlace del concurso y me gustó la idea.

¿Qué te motivó a participar?

La idea de poder dar solución a un problema que me reconcome desde que empecé a estudiar Biología (pérdida de biodiversidad, degradación de suelos y el consecuente abandono de las zonas rurales) y no morirme de hambre en el intento es aliciente suficiente. Aunque para ser sinceros, el miedo al fracaso me hizo dudar al principio. Ahora sé que pase lo que pase a partir de ahora, ya no me salva nadie de este berenjenal.

¿Hubo alguien que te animara a participar?

Por supuesto. La profesora del máster que publicó el concurso, Elena Pérez-Urria (del departamento de Fisiología Vegetal, que además imparte la asignatura de Bioeconomía, entre otras), fue quién me animó y me ayudó a madurar la idea. Le mandé el primer borrador en Navidades, el 4 de Enero, y me respondió que era una maravillosa forma de empezar el año. Se lo leyó con atención y entusiasmo y al día siguiente ya me había respondido con anotaciones y comentarios en el documento original. Ella siempre nos ha dicho en clase que estamos entrenando para una maratón que tendrá lugar el 15 de octubre del 2015 (el día que finalice el máster) y la meta es saber qué es lo que vamos a hacer ese día, a qué nos vamos a dedicar. Es una idea que a todos los estudiantes nos da vértigo, porque estamos acostumbrados a que tras finalizar un curso comienza otro. Cuando le comuniqué que había quedado finalista en este concurso se alegró incluso más que yo. Ella se lo dijo a mis compañeros del máster y dedicó una clase entera para preguntarles a cada uno qué es lo que van a hacer el 15 de octubre del 2015. No sé si fue la ilusión o los bombones de chocolate y caramelo pero la verdad es que salieron ideas muy buenas.

¿Estás dentro de algún colectivo/equipo?

Soy socia de la organización ambientalista SEOBirdlife y de la asociación de Jóvenes Investigadores de Tenerife (JINTE), además de colaborar con otros colectivos, como la asociación Abeque y el voluntariado ambiental del Cabildo de Tenerife. Me gusta moverme en estos colectivos porque se conoce a gente concienciada, responsable y con mucha fuerza de voluntad, además de divertidos, claro.

¿Qué te parece la Red Cooperactiv@s?

Es una buena idea de canalizar y comunicar toda la información relativa al mensaje de que una economía distinta al paradigma actual es posible. Al tener una página también en Facebook es bastante fácil seguirla. Además, la creación de foros y debates es una buena forma de organizar nuestras propias ideas.

Nos vemos en León!

 

,
one response
  1. Me encanta la ilusión, y lo bien que transmite la iniciativa. Tengo muchas ganas de conocer a Alicia, el próximo día 19 en la Final del concurso.

Deja una respuesta

Debes acceder a tu cuenta para comentar.